que lástima, pero adios..